martes, 21 de agosto de 2012

RAZONES PARA DEJARSE FASCINAR PO TÁPIES () Método de trabajo


"Voy haciendo combinaciones de materiales, mezclo colores, enfrento formas, pruebo a ver qué ocurre. Como el boticario que realiza pruebas de específicos hasta obtener la fórmula del remedio. Sí, yo hago algo parecido; hasta que me doy cuenta de lo que aparece, ¿para qué negarlo?, me sorprende de pronto, ¡caray!, me produce una especie de sobresalto, una emoción que me detiene, que me sugiere una pausa" (2000)

En la obra de Tápies se encuentra siempre presente uno de los grandes hallazgos del surrealismo: el dibujo automático.
Practicado de forma reiterativa por Masson o Miró, hecho juego en los cadáveres exquisitos, su idea parte de la literatura. Se trata de crear sin control racional, enlazando palabras (imágenes) en origen azarosas pero que responden a los dictados del subconsciente, haciendo aflorar ideas habitualmente censuradas por el consciente.
Sobre esta base se desarrolló el surrealismo más creativo y cruzó el Atlántico para convertirse en un verdadero arte corporal a través del dripping de Pollock (agujerear un bote de pintura y desplazarse en torno al cuadro que se posa en el suelo)
A todo ello, el informalismo añadió la materia con la que se enfrentó quemándola (Burri o Lucio Muñoz), agujereándola (Millares o Fontana)...

No hay comentarios:

Publicar un comentario