lunes, 8 de septiembre de 2014

ARTE MESOPOTÁMICO. Placa de ur Nanshe


Esta placa votiva (con su característico agujero central, posiblemente para ser fijada en las paredes de un templo), es una de las primeras obras maestras Mesopotámicas.
Perteneciente al periodo sumerio (I dinastía de Lagash. mediados del tercer milenio antes de Cristo), representa, con un claro afán propagandístico, la figura del fundador de la dinastía, Ur-Nanshe.
Utilizando la típica composición en registros (habitual en Mesopotamia y Egipto) nos narra dos historias que hemos de leer en sentido contrario.

En la superior (y de izquierda a derecha) nos aparece el lugal o En portando sobre su cabeza los ladrillos de adobe con los que se realizará el templo.

A su izquierda, y en clara perspectiva jerárquica, aparecen los miembros de su familia. Con sus brazos cruzados sobre el pecho adoptan la tradicional postura de sumisión que podemos ver en los orantes mesopotámicos.
En el registro inferior, la composición cambia de sentido (dándole variedad al relieve y permitiendo que la perspectiva jerárquica no interfiera en la claridad de la lectura), apareciendo la familia a la izquierda.
En ella se representa un simposio (banquete conmemorativo) con el que se celebra la construcción.

Ideológicamente, nos encontramos con uno de los primeros ejemplos de arte político (aúlico) en donde el poder político se justifica como aliado de la divinidad. Es el rey constructor, como cientos de veces veremos en la historia.

Estéticamente la pieza muestra, en grado sumo, las principales características de estas artes arcaicas (que se repetirán en el mundo románico) como la isocefalia (repetición de caras, sin individualización), hieratismo (falta de expresión), composición en registros, perspectiva torcida (unión de varios puntos de vista en una figura, con la cabeza de perfil y el cuerpo de frente como luego hará Egipto o el cubismo de Picasso), esquematismo en la representación (como los típicos trajes,   “kaunakes”, hecho de vellones de lana), desproporciones anatómicas (visibles en los pies o en los ojos), técnica de relieve a bisel (sólo en dos planos, el fondo y la figura, que a su vez carece de bulto propio)...

No hay comentarios:

Publicar un comentario