sábado, 11 de mayo de 2013

LECTURAS PARA VIAJAR A SEVILLA


Sevilla (no podía ser de otra forma) una ciudad que ha atraído a la literatura desde hace siglos, y el viajero que quiera conocerla con más profundidad puede empaparse de ella mucho antes de andar sus calles.

Para la Sevilla islámica (Isbiliya) hay una magnífica novela sobre la taifa sevillana del siglo XI de la que ya hablamos aquí, La Predicción del astrólogo, de Teo Palacios.

                                                              
  Aunque ambientada ya en tiempos cristianos, La profecía del Corán de Maeso de la Torre, se nos va lentamente desvelando su pasado islámico a través de unos curiosos hallazgos en el monasterio de San Clemente.
                                                              

Si queremos conocer con más profundidad este periodo, existe un magnífico estudio de la Sevilla almohade con plano y CD interactivo del que ya hablamos aquí y la ya clásica Sevilla islámica de Jacinto Bosch


Mucha más bibliografía ha generado la Sevilla del Siglo de Oro, esa Gran Babilonia.
Se pueden empezar por los textos clásicos. Imprescindibles son Rinconete y Cortadillo de Cervantes o a Mateo Alemán.
La literatura contemporánea ha creado obras muy interesantes. Ya hablamos de la magnífica Leyenda del ladrón de Goméz Jurado.
Pérez Reverte (entre el mundo actual y el barroco) escribió La Piel del Tambor, ubicada en pleno Barrio de Santa Cruz

                                                             
  También tuvo como escenario Sevilla una de sus mejores entregas del Alatriste: El Oro del rey (con una espectacular recreación de lo que fuera la Alameda de Hércules)

                                                              
  Matilde Asensi también la utilizó para su trilogía en Venganza en Sevilla (especialmente recomendable para pasear por el Baratillo)

                                                             
 Paco Robles recrea la Sevilla de Velázquez en su Aguador de Sevilla

  Los galeones del rey, de Calvo Poyato, ideal para conocer a la Sevilla puerto de América y todas sus grandezas y miserias

                                                               
  Una excelente obra que nos puede ayudar a ingresar en esta magnífica Sevilla barroca es el (¿ensayo? ¿guía turística temática?) de Caballero Bonald (Sevilla en tiempos de Cervantes) de la que ya hablamos aquí
.

Otra Sevilla (conectada con la barroca pero tan profundamente actual) es la que gira en torno a su Semana Santa: un verdadero microcosmos ciudadano que une arte, emoción, religión y sociología en un cóctel verdaderamente adictivo. A ellos ya le dedicamos una entrada individual aquí
.

Para comprender el mundo sevillano, su idiosincrasia y singular pensamiento yo os aconsejo El Asesino de la Regañá, una novela entre lo negro y lo irónico de la que ya hablamos aquí que ya tiene su continuación en la Feria de abril con su Crimen del Palodú
.

En cuanto a guías turísticas, el que quiera salirse de los tópicos y tener un documento magnífico para ver iglesias y conventos y conocer todo su patrimonio tiene como objeto imprescindibles estas guías de las que ya hablamos aquí.



No hay comentarios:

Publicar un comentario