martes, 12 de diciembre de 2017

SAN ANDRÉS DE MANTUA. ALBERTI (1). LA FACHADA


San Andrés de Mantua representa la obra final (casi póstuma, pues apenas vio comenzar las obras, comenzadas en 1462 y dirigidas por Luca Fancelli) de Alberti.
Este hecho tiene sus características positivas y negativas.
Entre las primeras se encuentra todo el bagaje que llevaba consigo el arquitecto, siendo la obra, en realidad, un compendio y síntesis final de muchas propuestas anteriores.
Por el contrario, y aunque Alberti afirmaba una y otra vez que el arquitecto sólo era un proyectista que no debía inmiscuirse en la construcción física, siempre mantendremos dudas sobre algunos aspectos puntuales (tipo de planta, la curiosa bóveda de la parte superior de la fachada...), no sabiendo si fueron proyectados de esta manera , son adiciones posteriores o, aunque suyos, podrían haber sido cambiados sobre la propia marcha al ver sus efectos concretos.
Pese a todo la obra resulta (al menos a mi juicio) la máxima expresión del autor, y le dedicaremos dos post a su análisis, reservando este primero a la fachada.

En ella volvió a retomar la idea de arco de triunfo que había iniciado (sin que nunca se concluyera por motivos económicos) en el Templo Malatestiano de Rimini (y apuntado como simple cita en la fachada de Santa María Novella)
Ideológicamente, la idea era un puro conciliato: convertir la entrada de una iglesia (la Religión) en un arco triunfal (por completo clásico), pues el único triunfo que puede obtener el cristiano pasa por la Iglesia.
Habitualmente se ha hablado del arco de Tito como principal referencia para la zona central.


Sobre esta forma básica Alberti, que quiere informarnos de las tres naves internas, propone dos calles laterales con pequeñas puertas adinteladas. Para unir las tres partes utiliza un verdadero orden gigante de pilastras compuestas (Alberti abominaba de las columnas) que concluye en un friso continuo (estas pilastras son, en realidad, del mismo tamaño que las que sustentan el arco central, sobreelevadas sobre un alto podio)

Sobre él (y tomado de los templos clásicos) un gran frontón triangular unifica toda la fachada y equilibra su sensación de ascenso.
Los cuerpos laterales se componen también de forma tripartita en altura, con la puerta, una hornacina y una ventana, que utilizan un módulo menor.
Como apunta Castex, la fachada "es, en realidad, un trozo del muro de la nave (interior) cuya unidad reproduce (pilar hueco, elemento abovedado con cañón, pilar hueco). Se anuncia en el exterior, se muestra, la estructura del muro interno"

Sobre todo el conjunto se sitúa una bóveda que cubre una ventana que, a mi juicio, rompe la claridad del conjunto. Habitualmente se ha hablado de un protector del óculo central (más alto que la fachada) para matizar la luz interna ¿Hasta que punto es obra de Alberti? ¿Cómo si no habría solucionado la diferencia de altura entre el interior de la nave y la fachada?)

Siguiendo modelos clásicos, la obra se realiza en ladrillo recubierto por estuco endurecido.
Es interesante destacar cómo la fachada es en si misma una obra arquitectónica con su propia profundidad que genera una bóveda casetonada (que se repite en el interior) tras el arco triunfal y se compensa con dos transversales para las zonas laterales, creando un espacio propio en el que se conecta el exterior y el interior.
.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)