jueves, 15 de febrero de 2018

VERMEER. MUJER BEBIENDO



























Ya hablábamos en otra ocasión de la revolución del espacio y el retrato en la obra de Vermeer .
Hoy nos ocupamos de un tema tangencial (pero presente) en alguna de sus obras, sus posibles significados.
La escena es uno de sus habituales interiores con ventana a la izquierda y escasos personajes en una habitación burguesa.
Sin embargo, hay algo que nos incomoda. ¿Qué está ocurriendo?
Una mujer bebe ante la mirada de un hombre, que tiene cogida la jarra para ¿servirla más?
Lo cierto es que la jarra ocupa la zona central del cuadro y casi diríamos que el elemento clave de la narración, el futuro de una narración oculta, como es habitual en muchas de las obras del autor, mucho menos retórico que Rubens o Rembrandt, que sólo en los pequeños detalles podemos encontrar el hilo narrativo.
Habitualmente se ha especulado con escenas de carga moral: la seducción y el vino.
Según los moralistas de la época, el vino encaminaba al vicio (vinculándose aquí con la lujuria), siendo el cuadro una prevención, especialmente si se tiene en cuenta la figura de la templanza que aparece dibujada en la vidriera de la ventana, que advierte de los peligros de la falta de control, un tema capital en la moralidad protestante que no posee el sacramento de la absolución y necesita un autocontrol férreo sobre el comportamiento y los deseos, pues estos le pueden conducir a la perdición

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)