jueves, 8 de febrero de 2018

EL GUERCINO

San Guglielmo recibe el hábito de San Felice obispo

Nacido en Cento, es uno de los más destacados artistas del clasicismo romano del siglo XVII
Aunque no los conociera directamente, su pintura parte del magisterio de los Caracci, tanto a través de sus obras como en el contacto directo con Guido Reni.

Santo Tomás

Tras sus trabajos en Roma en la década de los 20 (Aurora del Casino Ludovisi), trabajó especalmente en su ciudad natal, estableciéndose muy tarde (1642) en Bolonia, convirtiéndose en el seguidor del estilo del fallecido Guido Reni, del que tomó el taller y los encargos.
Y es que apenas se relacionó directamente con los pintores de su época, huyendo cualquier competencia (se habla de su carácter reservado, acaso por su defecto físico que le dio el mote por el que es conocido, el Bizco).

Esto no le impidió una carrera llena de éxitos, lloviéndole encargos y siendo cortejado por el propio monarca inglés.
En su estancia en Bolonia, fue anfitrión del joven Velázquez, que conoció a través de él la corriente clasicista

                                    San Guglielmo recibe el hábito de San Felice obispo

Su primer estilo tiene un mayor sesgo tenebrista (aunque nunca naturalista) que fue perdiéndose tras su estancia en Roma, en donde adquirió una gran capacidad para la composición, clara y a la vez llena de sutiles complejidades que permiten múltiples recorridos por su obra.
Éxtasis de San Felipe Neri. Bolonia
.
Santo Tomás. Basílica del santo
.
Destacó por su enorme versatilidad que le permitió adaptarse a las necesidades del tema y el comitente.

Muchos de sus rasgos derivan directamente de la obra de Guido Reni (al que tanto admiró y, como ya decíamos, continuó en su obra boloñesa), como sus magníficas miradas.
Sibila Pérsica. Roma

Sus rutilantes colores, especialmente los azules, siempre tan bellos.

 San Bruno en adoración


Martirio de San Pietro de Verona


La monumentalidad de sus figuras que no se encuentra reñida con la sutilidad de sus gestos de caras y manos.

San Pietro de Verona

Fue, además, un notable dibujante, faceta a la que pronto le dedicaremos un post



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)