miércoles, 24 de abril de 2013

LA CASA DE LAS CONCHAS. SALAMANCA


Acaso en el rincón más bello de Salamanca, frente a la Clerecía y la Rúa, se encuentra este edificio (actualmente biblioteca pública) que es el perfecto paso desde el último gótico (flamígero) al primer Renacimiento (plateresco) que se produjo en el Reinado de los Reyes Católicos (fines del XV- principios del XVI)

Mecenado por don Rodrigo Maldonado de Talavera (caballero de Santiago y rector de Derecho)  y sus descendientes, se trata el perfecto ejemplo de arquitectura civil de palacio urbano con el que las élites de la Edad Moderna (acabadas las luchas señoriales que se habían plasmado en los múltiples castillos, como el de Coca que ya analizamos aquí) se integran definitivamente en el tejido urbano,  situándose en lugares de prestigio. (El propio mecenas es una buena muestra de esta nueva nobleza gestada por los Reyes Católicos vinculada a cargos de la Administración, perteneciendo al Consejo de Castilla)

El interior se articula en torno a un patio de dos plantas de exquisitos arcos mixtilíneos (tan típicos de la ciudad, como las Escuelas menores) a los que se añaden tracerías, tondos y antepechos ya cercanos al mundo plateresco.

Al exterior destacan especialmente tres elementos:
Excelentes portadas y ventanas flamígeras de arcos mixtilíneos y tracerías caladas flamígeras que se entrelazan con motivos heráldicos.


.

Las mejores representaciones de rejería de la ciudad

Y especialmente las conchas (las primitivas en la fachada que se enfrenta a la Clerecía), vinculadas con la orden de Santiago que, plásticamente, invaden el muro hasta casi ocultarlo, articulándolo de una de las maneras más sutiles de todo nuestra renacimiento, dándole múltiples apariencias a lo largo del día según la posición solar que proyecta largas sombras, puntea con pozos de luz sus formas cóncavas, las remarca con fuertes y cortas sombras cerca del mediodía...












































En palabras de Víctor Nieto: "paradigma de la hibridación y eclacticismo que se produce en la arquitectura en torno a 1500"



2 comentarios:

  1. De camino a Salamanca, el artículo nos va ilustrando lo que nos encontraremos.
    Gracias Vicente por ser el mejor profesor de historia de mi época estudiantil y de ahora.
    Francisco Mateos Lafuente

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por tus palabras y por aquellos años que me aguantaste y que tan fliz me hicieron

      Eliminar