domingo, 2 de marzo de 2014

EL REALEJO DE GRANADA. LA PATRIA GRANADINA DE LOS JUDÍOS




Garnata Al-Yahud, ‘la Granada de los Judíos’; así se conoció a la ciudad en el siglo XI bajo el control de los zirís que contaron con una familia judía (los Negrella, Samuel y su hijo José), como ya explicábamos en un artículo anterior


Curiosamente, apenas si quedan rastros suyos, y sólo conocemos aproximadamente su ubicación, en torno al barrio del Realejo.



Bajo la vigilancia de las Torres Bermejas (construidas en tiempos ziríes aunque reedificadas en varias ocasiones), la judería se apiñaría en torno a varias sinagogas (actuales iglesias de San Matías y San Cecilio), con un gran espacio abierto de mercado en lo que sería la actual Plaza del Príncipe.

De todo ello no queda memoria material pero tampoco documental en el viario de la ciudad, y sólo una estatua, la de Yehudá ben Saúl ibn Tibón (médico y gran polígrafo), recuerda el lugar que ya de por sí tiene un encanto muy especial y merece recorrer con parsimonia bajo el embrujo de las numerosas lecturas que recrean esta época histórica



Las novelas El mar de Bronce de Felipe Romero o La Alhambra de Salomón

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada