martes, 3 de enero de 2017

PINTURICCHIO EN SANTA MARÍA DEL POPOLO


Sixto IV, papa de la ilustre familia della Rovere, tuvo un amplio mecenazgo en la Roma renacentista
Natividad con San Jerónimo
Capilla del Presepio o della Rovere

En su papado se comenzó a decorar la parte baja de la Capilla Sixtina, llamando a Roma a toda la segunda gran generación de la pintura del Quattrocentro en sus escuelas toscanas (Botticelli y Ghirlandaio) y umbra (Perugino, Pinturicchio y Signorelli).

Esponsales de la Virgen
Capilla Basso della Rovere

Otro de sus grandes empresas será la reforma (alla antica por Andrea Bregno) y decoración de Santa María del Popolo, que termina por convertirse en la iglesia familiar, adquiriendo cuatro capillas de la epístola para enterramientos familiares.



 Capilla Basso della Rovere

Para su decoración confió las tareas pictóricas a Pinturicchio y su taller que realizará en la iglesia uno de los principales ciclos decorativos del Quattrocento en la ciudad.

Dependiente en sus inicios del estilo de su maestro Perugino, el pintor genera, en su obra madura como la de Santa María del Popolo, un mundo amable, lleno de lujo y sumamente atento al detalle y la anécdota.

 La lectura de la Virgen
Capilla Basso della Rovere

Frente a Perugino preferirá una pintura menos lineal y edulcorada (con cánones más esbeltos), llenando sus composiciones de múltiples y deliciosos detalles, con una especial atención por las arquitecturas, grutescos y los paisajes al modo umbro.
Capilla Basso della Rovere

Rafael tomará de él (igual que de Perugino) numerosas composiciones y sugestiones en su periodo juvenil.



Asunción de la Virgen
Capilla Basso della Rovere

Fijaros en sus magníficos trampantojos en grisalla























































.
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario