jueves, 29 de noviembre de 2012

EL MUDÉJAR DE MADRIGAL DE LAS ALTAS TORRES BAJO LA NIEBLA



En el extremo norte de Ávila se encuentra esta villa de contundente nombre y glorioso pasado que en días de niebla aún más parece parado, recordando sus tiempos en los que fue cuna de Isabel la Católica.




Su obra de más empeño es la fantástica muralla  (XIII-XV) de estructura mudéjar  (mampostería y tapial entre cajas de ladrillo) con torres cuadradas y albarranas huecas.









Las portadas (tres aún en pie), almenadas y con arcos apuntados.




Paseando por la villa se puede el visitante encontrar  el Palacio de Juan II (en donde nació Isabel)


La maltratada Santa María del Castillo


O San Nicolás de Bari




























Y si nos quedamos con más ganas de mudéjar (o de comer un buen cochinillo) ¿por qué no nos acercamos a Arévalo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario