miércoles, 7 de noviembre de 2012

LO INFRALEVE EN MARCELL DUCHAMP



Cuando el humo de tabaco también huele a la boca que lo exhala, los dos olores se casan por infraleve

Inframince lo llamó Duchamp, traducido al castellano como infraleve o infrafino (J.A Ramírez)
Como casi todo en Duchamp se trata de un término intencionadamente oscuro (según Ramírez de orígenes matemáticos basados en el espacio n-dimensional) que habla de aquellos estadios intermedios, indecisos, tan típicos de ese arte impuro que inaugurara el artista (Aurora de Polanco) que busca las cosas que no pueden asirse pues son mezclas, híbridos, unas energías impuras y por ello sumamente vividas.
Pues lo infraleve no es sino un proceso, un paso de una cosa a otra, intangible pero existente, como los conceptos de la física subatómica o del propio tao. Un concepto anticlásico en donde el discurrir supone el existir, energías en pleno proceso de cambio como podría ser (como apunto J. A Ramírez en su última conferencia en el Reina Sofía) el hacer girar la rueda sobre el taburete y ver a través suyo (y por ello toda tipo de actividades humanas que se pudieran generar en sus ready).
Como él mismo diría lo pulido o lo tornasolado sería infraleve, pero también lo podríamos ampliar a todo tipo de reflejo que habla de esas realidades mestizas que se producen en las aguas o los cristales en donde se entremezclan mundos imposibles, como la fotografía que abre el artículo, precisamente realizada en Cadaqués, la patria chica del artista.

1 comentario:

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)