jueves, 16 de noviembre de 2017

CAMBIOS ICONOGRÁFICOS DEL GÓTICO (1) CRISTO




Como ya defendíamos en un artículo anterior el gótico nace de una necesidad interior, de una nueva forma de ver el mundo.

La aparición de los burgos y la burguesía con una realidad mucho más amplia que la del campesinado, la creación de las universidades en donde se extiende la concepción tomista (aristotélica), la nueva ideología franciscana sobre la sociedad y su conexión con lo divino, la revolución de las costumbres de la cultura provenzal... cambiaron por completo la forma de concebir la religión.
Esto se puede rastrear perfectamente en la iconografía que se impone en este periodo, en donde lo divino se acerca a lo humano (en vez de separarse, como en el mundo románico), y lo hace a través de los sentimientos, por medio de la empatía.
El Cristo como Varón de Dolores es una muestra perfecta. En él no se nos presenta al juez (Pantocrator románico), sino al que ha hecho posible la salvación de la Humanidad a través de su sacrificio. Por ello le veremos introduciendo el dedo en sus llagas o enseñando la señal de los clavos de su pasión en manos y pies.

 Burgo de Osma



Antelami. Baptisterio de Parma

En el mismo sentido hemos de entender el Ecce Homo, que nos intenta conmover con todos los estigmas de su pasión, pues a los nuevos burgueses se les intenta convencer a través de los sentimientos no del castigo (una humanización progresiva del hecho religioso de la que tanta culpa tiene San Francisco).

Ecce Homo. San felipe. Zaragoza




Un Ecce Homo en la famosa iconografía del paño de la Verónica.


   
 

San Juan. Alba de Tormes

Apareciendo el tema de la Deesis



O la insistencia en el descendimiento, en donde la muerte se pone en relación con los sentimientos de la Madre 



Descendimiento. Van der Weyden

De esta escena, en el ámbito alemán, se aislarán las figuras de Cristo y la Virgen para formar la imagen de la Piedad.



Piedad. Museo Marés

Este gusto por plasmar los sentimientos se irá exacerbando más según nos acerquemos al final de la Edad Media (especialmente en el Norte de Europa), fruto de nuevas corrientes espirituales (Devotio Moderna que analizamos ya aquí) e influidos por el gran impacto que tuvieron las epidemias de Peste Negra


Gil de Siloé. Siglo XV





.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)