lunes, 17 de septiembre de 2012

LA ALHAMBRA: UNA MUJER QUE NOS HABLA

Soy novia que de arrayanes llevo mis túnicas
el pabellón es mi corona y el estanque mi espejo
(Ibn al-Jatib)
Siguiendo la estela de O. Grabar, el profesor Puerta Vílchez ha insistido en numerosas ocasiones en una análisis de la Alhambra desde sus inscripciones, recordándonos una vez más la importancia que tuvo la poesía en esta civilización islámica, tan basada en la oralidad y el culto a la caligrafía  presente en la cultura preislámica y potenciada de forma increible por el Corán.

Con relación a esto plantea la idea de la Alhambra como un monumento que, desde una voz femenina, habla al visitante tanto de ella como de su esposo, el sultán, creando todo un complejo y sutil marco de relaciones con sus visitantes (al menos los que supieran leer el nasjí barroco de sus epigrafías), creando una experiencia total en donde se mezclan el espacio, la luz, el sonido del agua, la poesía o los paños de sebka como bordados (Una situación pareja y contraria a la que se producía en la iluminación de los manuscritos, en donde es la caligrafía el eje que se "contamina" con la decoración o las formas arquitectónicas pintadas)  

El origen de esta idea es rastreable en el mundo omeya y abasí. En Al Andalus, ya nos aparece en la almunia de Quintos cantada por Ibn Said (hacia el siglo IX).
Se unen así múltiples referencias que son recurrentes en el pensamiento islámico: la feminización del lugar, la imagen nupcial del palacio, el jardín como Paraíso, la sensorialidad de la arquitectura, la metáfora como forma de entender los espacios arquitectónicos...

Soy como una doncella cuyos esponsales se desean
y a la que antemano se le disponen corona y diadema
ante mi está el espejo, una alberca en cuya superficie mis bellezas toman forma
(Viga del patio de Arrayanes)

De esta manera el monumento se nos desvela según lo paseamos, algo que en el mundo occidental (de categorías mucho más rígidas) jamás se plantearía. Una muestra más del carácter híbrido de este arte islámico que ya tendremos la ocasión de analizar en otros contextos.

1 comentario: