lunes, 10 de septiembre de 2012

DOS MACRO ESCULTURAS DE MIQUEL NAVARRO EN VALENCIA


Valencia puede enorgullecerse de la cantidad y calidad de sus escultores, especialmente modernos, que se inician con Benlliure y llegan hasta Alfaro o Navarro (del que ya hablamos en relación con sus Ciudades)

De este último os queremos mostrar dos grandes esculturas públicas que tienen todas las características que le catapultaron a la fama.
Pantera Rosa

La primera, la popularmente conocida como Pantera Rosa, y la Mantis (Parotet) que se alza junto a la Ciudad de las Artes.
En ambas veremos su interés por los volúmenes puros (cilindros, cubos, conos) que combina de una forma muy particular (y desde lo que salieron sus famosas ciudades, a mitad de camino entre el juego infantil y el estudio urbanístico) que entronca con ciertas tradiciones cubistas, como la de Julio González y constructivistas.

La combinación de estos volúmenes se realiza creando formas lejanamente realistas (en una fórmula que no está muy lejana de las sugestiones de Gaudí), creando un doble juego entre abstracción y figuración nunca por completo definido y que tiene algo de juego con el espectador

Tienen, además, una clara vocación urbana, siendo perfectas para su integración en rotondas que les permitan una visión lejana pero a la vez múltiple (pues como podréis ver sus formas cambian según la posición del espectador)



Se instituyen así como verdaderos hitos visuales en el paisaje urbano que sirven para guiarse en él, predominando en ellas la verticalidad.





No hay comentarios:

Publicar un comentario