lunes, 1 de julio de 2013

LA PLAZA DEL POPULO. RENACIMIENTO EN BAEZA


Ésta plaza es uno de los mejores conjuntos urbanísticos renacentistas españoles, tanto por sus edificios como por su planificación global.
Políticamente, los dos grandes edificios pertenecen a distintos servicios que, monopolizados por el rey, sirven para el correcto funcionamiento de la ciudad. Uno de ellos, la Carnicería, establecimiento que vendía en monopolio; el otro la Casa del Pópulo o Escribanías Públicas.
Con ellos el poder (y la imagen) real se consolida, controlando tanto los aspectos económicos como jurídicos de la ciudad. Carlos V seguía así la senda de centralización marcada por los Reyes Católicos, como ya pudimos ver en Sigüenza o en Almagro, uniendo el resurgir económico y la paz social al monarca por medio de la repetición de los escudos.

Ideológicamente, junto a la alabanza al rey existe un constante insistir en la idea de legitimidad histórica. La Antigüedad (de los motivos renacientes, de la propia fuente, con la figura de Imilce, mujer hispana de Aníbal, sobre un basamento de leones íberos) o la propia actualidad (el arco creado en conmemoración de la victoria de las Comunidades) son utilizadas con fines propagandísticos de la realeza.

Artísticamente, la plaza se crea de forma regularizada y flanqueada por edificios que recogen tanto el plateresco evolucionado (Escribanías) como el purismo (Carnicerías).














Escribanías





















Carnicerías

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada