viernes, 12 de diciembre de 2014

EL TAPIZ DE LA CREACIÓN. GERONA


No es nada habitual que nos lleguen textiles de esta calidad a nuestra época (ya nos habló Ana en otra ocasión del famoso Tapiz de Bayeux), más cuando casi ha pasado un milenio sobre ellos.
Datado en el siglo XI, es un bordado sobre tela que debió más grande aún en origen. Los especialistas no se ponen de acuerdo sobre su uso, tal vez simple alfombra ante el altar o recubrimiento del baldaquino.

Lo que está fuera de dudas es su excepcionalidad estética e iconográfica que une ideas cristianas con otras paganas cristianizadas (vientos, sol y luna, estaciones, tiempo, incluyendo un calendario o zodiaco)
En su centro se nos muestra el Pantocrator aunque no con iconografía apocalíptica sino de cosmografo o creador del mundo, pues como podemos ver, en su círculo exterior se nos muestran los distintos episodios narrados en el Génesis.

En el sentido de las agujas del reloj: ángel de las tinieblas (las que preceden a la Creación), Espíritu Santo, ángel de la luz y creación del sol y la luna (con una iconografía precristiana que ya pudimos ver en el arte visigodo: Quintanilla de las Viñas)


















Adán poniéndole nombre a los animales (con un unicornio) y en la esquina inferior uno de los vientos

Creación de los seres marinos y del aire
.


















Creación de Eva, que surge del costado de Adán. En el lateral, de abajo a arriba el Domingo sobre una cuadriga, marzo y abril como un hombre labrando
















En la parte central en año (el annus), el tiempo. A su izquierda el otoño (la vendimia) y el invierno a su derecha (mujer calentándose junto al fuego).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada