jueves, 25 de diciembre de 2014

LA EVOLUCIÓN DE LA TRACERÍA GÓTICA



Las ventanas creadas por los arcos apuntados, cada vez más amplias, se decoran interiormente con una serie de formas llamadas tracerías que permitirá la colocación de la vidrieras. 
Su parte inferior la componen una serie de arcos menores, más según pasa el tiempo. 
La superior evoluciona de esta manera

En el mundo cisterciense y el protogótico se utilizan tracerías muy simples, como óculos o polígonos simples

Santa María de Huerta. Soria. Siglo XII (Císter)

Óculos ampliados en forma de rosetón. Roncesvalles

Durante el periodo clásico aparecieron los tetrafolios inscritos en círculos y, algo más tardíamente, los trifolios inscritos en triángulos curvos
Tetrafolios. Catedral de Burgos
.
Trifolios inscritos en triángulos curvos.
Notre Dame de Paris
.
Durante el periodo flamígero (siglos XIV y XV) las tracerías se irán complicando cada vez más adoptando formas sinuosas (en forma de S) que recuerdan a llamas (por eso el apelativo flamígero).
Tracería flamígera de San Juan de Reyes. Toledo
.
Tracería flamígera. Lonja de Valencia
.

No hay comentarios:

Publicar un comentario