martes, 9 de diciembre de 2014

PECHINAS Y TROMPAS

En la arquitectura existen dos grandes formas de pasar de una planta cuadrangular (crucero, planta cuadrada) a una cubierta circular (cúpula de media naranja, bóveda de paños o poligonal)
La primera se basa en la utilización de las pechinas o triángulos esféricos (un triángulo recortado en una esfera)
Los primeros ejemplos los encontramos en las grandes termas romanas, aunque su uso habitual se producirá en el arte bizantino.


En el románico su empleo se realizará en iglesias influidas directamente por San Marcos de Venecia, como las famosas de Toro, Salamanca y Zamora en España o las de la zona del Poitou francés.

Pechinas en el cimborrio de la catedral de Zamora

Sin embargo, en el románico será más habitual la utilización de las trompas (pequeñas bovedas o rehundimientos en el muro).
Cimborrio sobre trompas. San Jaume de Frontayá
,
Detalle

Su origen es más confuso, aunque es posible rastrearlas en el mundo persa y el posterior islam asiático, desde el que se trasladarán al mundo románico por medio de España, Sicilia, influencia de las Cruzadas...
Trompa en el Mausoleo de Islamil. Bujara. Siglo X
.

Trompas en la cúpula califal de la Mezquita de Córdoba

Trompas en el transepto de Santa Pau del Campo (Barcelona)

Es habitual encontrar sobre estas trompas bóvedas de paños (poligonales) en vez de la tradicional cúpula






















Busca las trompas bajo la bóveda de paños del cimborrio de la Catedral de Santiago

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada