sábado, 2 de febrero de 2013

ZOOM. Un magnífico libro sin textos para comprender el arte y la mirada

                                                                
El otro día me quedé fascinado ante este curioso, alternativo libro.
Sin una sola letra, sólo a través de ilustraciones, Istvan Banyai consigue hablarnos de las perturbaciones que sufre la mirada.
Jugando con los marcos como una forma de interpretar el continente de una imagen, el espectador se ve sometido constantemente a dar sentido a unas imágenes en un juego tan perverso como atrayente. Pues le sucederá que, tras establecer la verdad de una imagen y pasar a la siguiente, el cambio de marco (que se va abriendo cada vez más) le hará cambiar la interpretación de lo visto una y otra vez más (y aunque retroceda , ya nunca más será capaz de recuperar las imágenes anteriores, pues se ha perdido la inocencia y nuevo significados se interpondrán en sus pupilas).
Os pongo un enlace a algunas imágenes consecutivas para que comencéis a comprender (aunque hay que recalcar que verlas en el propio papel, una a una, sin posibilidad de comparar, es la verdadera potencia del libro)

Y es que el libro es una de las mejores formas de comprender empiricamente alguno de los postulados que desde el postestructuralismo (y sus hijos reconocidos: posmodernidad y deconstructivismo) han cambiado nuestra forma de hacer arte (y mirarlo).
Con él comprenderemos (sin palabras) que ya no puede existir una verdad. Pues cada verdad es una simple construcción, algo intrasferible y posiblemente cambiante.
Comprenderemos así que la percepción (por mucho que así lo quisieran los ilustrados) no es un proceso neutro, ni homogéneo, ni por supuesto universal. La mirada es, la hemos convertido, en una interpretación del mundo mediatizada por nuestras experiencias previas, necesidades, intereses.... Todo un proceso de recreación de lo real en el que vemos lo que queremos y como lo queremos.

En toda esta teoría se apoyaban tanto las imágenes dobles que popularizó Dalí (o incluso ciertas formas de Gaudí, como ya intentamos demostrar aquí) como toda la posterior Opera aperta que propugnaba Umberto Eco y que explotará como un ramillete de fuegos artificiales en la posmodernidad (especialmente en la fotografía) como ya hemos analizado en obras tan espectaculares como Casebere, Fontcubierta, Koyama, Ballester , Hutte,  Lu Yao...
Un libro excelente para aprender y enseñar, para reflexionar sobre nuestra percepción y (por ende) de nuestra comprensión del mundo que tanto valdría para trabajar con chicos como para reflexionar a solas.

5 comentarios:

  1. Muy interesante el tema. Las imágenes y el proceso que activa en nosotros siempre me ha atraído. La perpectiva lo modifica todo.
    Gracias por la sugerencia. Me compraré el libro.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Compra efectuada. Ya te daré mi opinión, si la tengo. A veces sólo alcanzo a experimentar sensaciones. Pero como me empeño en nombrar las cosas, alguna etiqueta le colocaré a esas percepciones.
      Gracias por atenderme.

      Eliminar
    2. Por favor, cuéntanos qué te ha parecido y qué formas de aplicación tendría el libro

      Eliminar
  2. Un libro de lo más sugestivo. Estoy en la Biblioteca Nacional aquí en Madrid y se me ha ocurrido echarle un vistazo... No lo tienen, así que la opción de la compra se alza con fuerza :) Muchas gracias por la recomendación, creo que de este libro se puede sacar mucho jugo para hacer talleres, visitas y todo tipo de actividades.

    Alegra

    ResponderEliminar