martes, 9 de octubre de 2018

LAS CATACUMBAS DE SAN GENARO. NÁPOLES






Estamos acostumbrados a ver las catacumbas romanas, un laberinto de altas y estrechas galerías. Sin embargo, las catacumbas napolitanas son muy distintas.
Esto se debe a la especial composición de la roca (tufo) fácil de trabajar y a la vez muy resistentes. Esto permite abrir grandes espacios internos como éste que nos ocupa, las catacumbas en donde fue enterrado San Genaro, en la colina de Capodimonte

 Como ocurría en otros modelos de catacumbas, el modelo es pagano y fue iniciado en el mundo romano como una forma barata de enterramiento aprovechando ciertos suelos. Sus creadores (los fosores) utilizaron varios modelos de enterramientos, los hechos en el propio suelo

Los loculi excavados en los laterales y que se cubrirían con lápidas



Y las capillas para personajes adinerados (cubículi) con arcosolio superior

En estas catacumbas, el segundo nivel descubierto, pertenece a esta época pagana y aún conservamos alguna tumba.
En ella aparecen elementos paganos (pavo real como eternidad) que luego serán recristianizados.


Ya en el primer nivel los enterramientos que nos encontramos son cristianos. Siguiendo las tipologías anteriores encontramos en ellos antiquísimos restos de pintura que nos muestran los tradicionales orantes en familia (como éste de clara filiación bizantina, pues bizantinos fueron sus promotores).
Y otros ejemplos tempranos, más occidentalizantes



En estas catacumbas fueron prontamente trasladados los restos de San Genaro que, a su vez atrajeron a muchos fieles, que quisieron ser enterrados junto a sus reliquias.
De hecho en ellas encontramos la figuración más antigua de este santo.


Junto a los enterramientos, los cristianos también quisieron visitar y celebrar ritos en torno a estas reliquias. 
Para ello se creó la característica confessio subterránea que permite el acercamiento al santo con pequeña basílica cercana y, lentamente, se fue ampliando un gran espacio subterráneo para las celebraciones.


Con posterioridad se erigiría sobre la tumba del santo una basílica (paleocristiana) lamentablemente muy desfigurada y de la que sólo conservamos el altar circular y su estructura perimetral de los muros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)