viernes, 25 de noviembre de 2022

AMALIA AVIÁ. UN MUNDO DE PUERTAS



Habla Estrella de Diego (comisaria de su exposición de 2022) que la obra de Amalia Aviá está entroncada con la de Archivo, un archivo complejo, abierto al tiempo y a las personas, a las personas y sus rastros.























Y es que sus puertas son mucho más que simple puertas. Son historias oficiales (la de aquellos que quisieron poner un negocio, luchar por él, generar beneficios y construir una red económica) pero también de otras mucho más subterráneas (rastros de lucha obrera o, simplemente, mensajes de amor u odio, grafitis, mensajes como botellas lanzadas al mar...).

























Estas puertas, además, son puro tiempo condensado. Un tiempo que erosiona y ensucia lentamente los objetos y los materiales que ya no brillan y lentamente se llenan de grumos (en realidad como nuestros cuerpos, que van acumulando memoria, deterioros, pátinas).



Todo esto no estaba muy lejos de muchas practicas artísticas abstractas (como la de su propio marino, Lucio Muñoz, que construía puertas y ventanas con maderas desgastadas, que las clavateaba o quemaba; o Tápies y sus muros recreados en los bastidores en donde la presencia anónima y el tiempo se introducen sin cesar).

Realmente, todo este modelo lo podemos ver evolucionar desde que el propio Brasaï fotografiara sin cesar lo grafitis de las calles parisinas, abriendo el focos a nuevas genealogías sobre el tiempo y la historia sin los grandes nombres...)

Con todo esto nos está creando (como decíamos en el principio del artículo) un archivo de lo que era la ciudad (fundamentalmente Madrid) antes de la era del turismo masivo y las redes sociales. Un Madrid pre-posmoderno que hablaba de historias pequeñas pero verdaderas y apenas tenía lugar (ni dinero) para el postureo del mundo gentrificado al que le estamos arrancando las esencias a fuerza de brillos y acumulaciones vintage.



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)