jueves, 21 de febrero de 2013

LA CATEDRAL DE SIGÜENZA. LOS ORÍGENES DEL GÓTICO HISPÁNICO

La catedral de Sigüenza, múltiple, acastillada, guarda numerosos secretos. Hace tiempo nos ocupamos de su magnífica colección de retablos; hoy queremos detenernos en uno de ellos, su protogótico atrevido. Para ello seguiremos el magisterio de Lambert
La construcción fue iniciada en románico tal y como podemos ver en su exterior o en los arcos cegados de su interior (acaso realizada por un maestro cercano a las fábricas de Lleida o Tarragona). Sería realizada entre 1030 o 1040, mecenada por su primer obispo, Bernard d' Agen

En un momento posterior se decidió cambiar de plan y las partes altas del crucero se construirán por un taller cercano al que edificaba el refectorio de Santa María de Huerta. La fecha que se maneja es 1223.
                 
La altura recrece y, sobre todo, cambia el plan de las bóvedas apareciendo unas bellas crucerías sexpartitas y, algo posterior, una de paños en el cimborrio.








Esto hará cambiar también el modelo de los soportes, con unos pilares a los que se adosan haces de baquetones que refuercen su consistencia.

Según Lambert se trataría de una evolución (magistral) del modelo cisterciense a través de Santa María de Huerta.


A los largo del siglo XIV y el XV se terminará el alzado de las naves que, de nuevo, iniciadas en románico, serán recreadas en un gótico ya por completo clasicista según los modelos popularizados por Burgos o León desde la isla de Francia (alrededores de París)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada