lunes, 13 de febrero de 2012

RAZONES PARA DEJARSE FASCINAR POR TÀPIES (2). Comencemos con la abstracción



"Había que eliminar definitivamente todo lo que fuera naturalismo anecdótico, documental o descriptivo practicado tanto por los académicos como por los "realistas sociales". Era un mundo que estaba definitivamente resuelto por la fotografía o el cine"
Esto escribía el propio Tàpies en 1952, y realmente parece asombroso que aún tuviera de hacerlo casi 45 años después del primer cuadro abstracto que produjo Kandinsky. Después de Mondrian, de Malevich, de la Bauhaus, de Miró, de Calder, de...
Y es que lo abstracto aún parece una asignatura no superada por muchos de los aficionados a la pinturas que se refieren a sí mismo como "los que se han quedado en el impresionismo"
Tal vez el origen de este rechazo sea la unión de falsas creencias, como la de suponer que una pintura que no copie la realidad sea buena pintura, cuando eso es tan solo una etapa de la pintura, la que nos lleva del Renacimiento al Realismo. El resto de los artes ¿no son entonces pintura? ¿Dónde queda el Románico, o el arte prehistórico, o la geometría islámica, o Van Gogh o...?
Otra falsa creencia es la del mérito. Si no hay representación realista siempre aparece la típica coletilla: "Eso lo hace mi hijo". Sin meternos en honduras sobre lo importante que es el arte infantil y lo poco valorado que ha sido, ¿qué quiere decir esto? ¿Que la pintura es simplemente mérito, mano, capacidad de copia...? Pues entonces que eliminen a Picasso, a Matisse, a Cezanne de la nómina de grandes pintores; condenemos a Goya por sus terribles caballos-salchichas...
Pero aún hay algo más mucho más importante. ¿Qué es verdaderamente arte? ¿El que representa perfectamente la realidad (por cierto, mejor lo hace la fotografía) o el que nos aporta una nueva "visión" de la realidad, del mundo, de los grandes temas humanos? Pues yo he encontrado magníficos dibujantes que no dicen nada. En otras palabras, Velázquez es un genio ¿por qué supo dibujar perfectamente o por todo lo que nos cuenta?

Como puede verse el tema da mucho de sí y no parece conveniente seguir con él, pues quien rechaza un arte por ser abstracto comete la misma injusticia de rechazar a un pintor porque utiliza el azul o sus cielos tienen muchas nubes o son feas las figuras que pinta. Simplemente, esto es confundir lo accidental (el formato) con la esencia (su potencia expresiva, estética o comunicativa).




Y ahora sigamos con Tapies, pues él mismo nos relata qué tipo de abstracción buscaba allá por los 50.

"Adentrarse en la interrogación del mundo de impulsos más espontáneos, orgánicos, incluso lo que se llama amorfo, del ambiguo, del azar, de la insinuación y hasta de lo incorrecto e inacabado (tan caro al mundo oriental); o del valor expresivo que puede tener el gesto, lo caligráfico"

En estas pocas palabras Tàpies nos está dando las claves de su pintura que se está basando en ciertas formas de surrealismo (el más libre, tipo Miró o Klee), con el mundo oriental y con el llamado expresionismo abstracto (Pollock o Rothko )
.




Es la abstracción que une las ideas del subconsciente nacidas de Freud (como el dibujo automático ya practicado por Masson o Miró y llevado al extremo de la action painting de Pollock) con otras existencialistas (sacar los sentimientos hacia el exterior, concibiendo el arte como una batalla entre el artista y su lienzo) pero también orientales (basadas en el Tao, con el pintor como un enorme pincel que recoge las energías esenciales y las canaliza a través de su sensibilidad, como también practicaba, en el Pacífico, Rothko).

Este tipo de arte fue bautizado por uno de sus grandes críticos-impulsores (Tapie) con el nombre de informalismo y lo podríamos entender como la respuesta europea al Expresionismo abstracto norteamericano (yo prefiero, más que considerarlo hijo del Expresionismo abstracto, concebirlo como hermano pequeño, pues nace de los mismos padres, el Surrealismo más abstracto de Miró, Klee, Ernts..., desarrollando sus ideas del azar, el dibujo automático, investigación en los materiales no artísticos..., que se une con el potente existencialismo de posguerra liderado por Sartre o Camus).
Bajo esta etiqueta suelen incluirse a Wolf, Frautier, Dubuffet, Burri... o en el caso español al grupo el Paso (Millares, Saura, Feito, Canogar...) o Dau al Set (en el que inicia su carrera artística Tápies junto a Ponc)




En todo ellos hay una necesidad de denuncia (no realista) del mundo, con un interés absoluto por los materiales como portadores de significados. Son ellos, el trabajo (la verdadera guerra con ellos) con los mismos lo que constituyen una de las bases fundamentales de la corriente. A ellos y sus texturas le dedicaremos el próximo post




























No hay comentarios:

Publicar un comentario