viernes, 10 de febrero de 2012

PERSISTENCIA DE LA HISTORIA EN EL TEJIDO URBANO


El que observe la imagen verá una ciudad (Nápoles) en la que convive de forma caótica (como lo es el alma de la ciudad) la Edad Media (iglesia de la izquierda, de influjos catalanes), el Renacimiento y el Barroco (con sus torres y cúpulas), la época decimonónica de la estación de ferrocarril (arriba-derecha)  y la más estricta modernidad de la CBD (centro de negocios) del grupo de rascacielos al fondo.
Una fascinante persistencia de la historia que se puede ir leyendo (de forma fragmentaria) en el tejido urbano.
Sin embargo, tal vez le pase desapercibido una señal más, tan nítida como escondida. Existe una larga calle que recorre la imagen en diagonal conectando todos los ambientes. Curiosamente, se trata del recuerdo romano, pues desde hace más de veinte siglos esta calle existe: el el cardo de la ciudad romana que la dividía en sentido norte- sur.
Algo todavía más fascinante, ¿no es cierto?


No hay comentarios:

Publicar un comentario