domingo, 26 de febrero de 2012

HERMANOS CHAPMAN O LA POSMODERNIDAD COMO EL MUNDO AMBIGUO DE LAS LECTURAS



Una de las vertientes más interesantes de la posmodernidad es el estudio que realiza sobre los estereotipos y las ideas tradicionalmente aceptadas, indagando en el poder de las imágenes y sus motivos ocultos, y, aún más, de los filtros que tiene la mirada, deformaciones que también llamamos cultura
Bastaría citar a los trabajos de Cindy Shermann y su estudio de los roles de la mujer o estas obras de los hermanos Chapman (tan conocidos por sus polémicas obras en torno a lo sexual) en donde se produce un fuerte desplazamiento de significados, y los escudos y máscaras rituales (tan cargados de sabia espiritualidad o fetichismo subdesarrollado, según el punto de vista e ideología del espectador) se convierte en el soporte de la publicidad de la famosa cadena de hamburguesas, cima del espíritu capitalista o máximo fetichismo de la pobreza espiritual capitalista. 
Cuestión de la mirada del que ve el objeto y lo carga de sentimiento. Una mirada que nunca es inocente y viene lastrada de todo un bajage de sabidurías (y por ende, de prejuicios)

No hay comentarios:

Publicar un comentario