domingo, 8 de julio de 2012

EL HOSPITAL DE SAN CARLOS (Actual Museo Reina Sofía)


Antes de ser el museo que conocemos el edificio tuvo una larga historia.
En ese mismo lugar ya Felipe II había construido un primer hospital que concentrara todos los establecimientos de la ciudad.
Sin embargo, el edificio actual se crea en tiempos de Carlos III en relación con los contenidos ilustrados del Salón del Prado (en este caso la actividad sanitaria).

Sus creadores fueron Hermosilla y Sabatini (creador de la Puerta de Alcalá), aunque el proyecto original no se llegó a terminar de forma definitiva hasta casi un siglo después, creándose numerosas modificaciones sobre el proyecto inicial
El edificio, de motivos clasicistas, se inspira en modelos anteriores, como el propio Palacio Real de la Capital, eliminando  motivos para llegar a un barroco ya muy cercano al neoclasicismo.
Se estructura en torno a un gran patio central de cuatro pisos  con fuentes.

Alrededor suyo, y comunicados por largas crujías con vistas al patio, se estructuran las salas (perdidas totalmente con la reforma museística). Su estructura, minimalista, crea una repetición a lo largo del eje de perspectiva por medio de la bicromía de sus elementos sustentantes en granito (pilastras y arcos fajones), aunque esto no se ha respetado en todas las plantas.

La circulación entre pisos se realizaba por medio de escaleras que, arquitectónicamente, son lo mejor del edificio por su sencillez y efectos de perspectiva (en este caso vertical).
Al exterior los pisos se crean por la repetición de un módulo básico (arco ciego entre pilastras con vano adintelado central).

Con las reformas museísticas (Antonio Fernández Alba, años 80) e instalaron dos grandes ascensores de cristal en su fachada (Vázquez de Castro, Ian Ritchie) y se urbanizó la plaza de forma dura, con grandes hitos verticales en acero oxidado y una reproducción de la escultura de Alberto, el Pueblo español tiene un futuro que le dirige a una estrella, que se encontraba en el ya mítico Pabellón de la República de los años 30.


La última ampliación se debe a Nouvel, y ya hablamos de ella aquí.
.


El nuevo Museo, tras muchos vaivenes, se ha convertido en una verdadera referencia a nivel internacional sobre arte moderno, especialmente en lo que se refiere a la primera mitad del XX, con una excelente colección de Picasso (con el Guernica como estandarte), Miró, Dalí, Buñuel, Juan Gris, Julio González.
La nueva reorganización iniciada por Borja- Villel ha abierto el museo a la fotografía o el cine, realizando lecturas menos cronológicas y mucho más temáticas y abiertas.
Además de su colección permanente, el Museo realiza un amplio programa de exposiciones temporales sumamente interesante y que puede consultarse en su página web.


No hay comentarios:

Publicar un comentario