miércoles, 2 de diciembre de 2015

EL PÓRTICO DE PLATERÍAS. SANTIAGO DE COMPOSTELA


Realizada originalmente en las primeras décadas del siglo XII (y ligada al mismo taller que trabajara en las portadas de San Isidoro de León) las múltiples reformas posteriores (en donde se le añadieron fragmentos de la puerta francígera y de otra nunca realizada) hace muy complejo su estudio.
Pese a todo (y a las múltiples manos que intervinieron en ella) la obra tiene momento verdaderamente magníficos.
En el tímpano de la izquierda aparece Cristo tentado por los demonios y la imagen de la Lujuria (con una calavera sobre el vientre), tal y como ya analizamos en otra ocasión









En el otro pórtico encontramos varias escenas de de la Pasión de Cristo
Junto a estas partes se añadieron en las sucesivas restauraciones otras procedentes de otras puertas perdidas o remodeladas.
Entre ella destacan dos grandes obras.
Una de ellas es el rey David como músico, una de los momentos claves de nuestro románico por su canon alargado y juego de paños.

Entre ambos pórticos se colocó un grupo de leones que sustentan un crismón trinatario que hay que vincular al influjo de Jaca.
También aparecen fragmentos de un calendario-horóscopo, que se suelen poner en relación con el mundo clasicista iniciado en Frómista y que ya analizamos aquí


No hay comentarios:

Publicar un comentario