sábado, 7 de septiembre de 2013

UN BUEN LIBRO SOBRE LA VALENCIA MUSULMANA


La Valencia musulmana (Balansiya) no ha tenido demasiada suerte ni en la conservación de sus monumentos ni en su bibliografía.
Sin embargo, fue medina importante, especialmente en tiempos taifas (dominados por eunucos amiríes) y posteriormente bajo el gobierno de Ibn Madarnish (el rey Lobo de los cristianos).
Materialmente apenas si quedan algunos restos que se pueden contemplar en el museo de historia de la ciudad (Mislata), pequeños restos de murallas y el patrimonio inmaterial de su huerta de regadío que los musulmanes pusieron en funcionamiento junto a su magnífica cerámica vidriada o el papel de Xátiva

En el terreno bibliográfico la escasez es también palmaria y el libro del que os hablo hoy es un verdadero hallazgo que he encontrado este verano. (Vicente Coscollá. La Valencia Musulmana)
Este interesado en la historia de su patria chica ha elaborado lo mejor (que conozco) sobre este periodo de la ciudad.
Una parte la dedica a la historia, que se encuentra narrada de forma sencilla y bien contextualizada en los acontecimientos generales.

                                                     
  Tras ella se dedica a la investigación de los lugares en donde se encontraron los principales monumentos, tanto en la ciudad histórica como en los barrios creados en torno a almudias (me ha resultado especialmente interesante la relación de los distintos ojos, torres vigías, tanto desaparecidas como aún en pie).
El libro también pasa revista a la economía, religión y vida cotidiana, compilando un amplio repertorio de valencianos notables de la época, con especial interés por la literatura.
Con una lectura amena resulta una guía muy interesante para reconstruir uno de los pasados que la ciudad (o sus administraciones) suelen obviar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario