viernes, 13 de julio de 2018

ÁNIMA MUNDI. ANDAR ABRAZADOS

Como decía Ciprián, siempre tan preciso en sus palabras, lo nuestro fue, como toda historia de un primer amor, un carrusel de milagros pequeños y carnales que nos dejaban sin poder respirar, agarrados al pecho como aves de colores que revoloteaban junto al corazón estremecido.

De entre todos, el pájaro más bello y sofocante sucedió un día después de la tarde de las manos, en las piedras del fumadero.

Paseábamos por aquellas mismas calles que olían, en la tarde, a jardines recién regados, con un punto acre de los aromas de las arizónicas.

Cuando nos supimos lo suficientemente lejos del pueblo, nos tomamos de las manos, con la naturalidad de amantes consumados😂

Fue algo tan sencillo que el gesto se llenó de ternura. Ya no dolía en el pecho la otra piel; era un lugar conocido y tierno, un paisaje de brisa suave que vuelve a recorrerse viendo crecer las flores entre la hierba, mientras las nubes blancas se deslizan y el agua corre por los arroyos.

Ya podíamos hablar y mirarnos mientras nos agarramos, y los dedos se habían destensado y jugaban entre sí como conocidos antiguos.

Yo jugaba con el pulgar en su palma, como si quisiera leer las líneas de su destino, y hablábamos de todo y nada cuando su mano retrocedió hacia su espalda y llevó la mía hasta su cintura. Allí desenredo sus dedos, haciéndome posar los míos sobre la curva suave de su cintura.

Y volaron pájaros de nuevo bajo la presión de aquella carne trémula.

Su mano, tras abandonarme en ella, también me ciñó.
Nuestros cuerpos se acoplaron entonces como dos piezas que una vez se recortaran.
Lo había visto en las películas😄. Las parejas se enlazaban de esa manera y andaban por las ciudades.
Y, de repente, yo también lo hacía.
Ahora parece absurdo pero todas aquellas cosas eran pasos gigantescos que te sacaban de la niñez y te introducían el mundo de los adultos. De espectador se pasaba repentinamente a actor de una película propia. Protagonista absoluto de una historia con la actriz más bella que uno pudiera esperar.
Luces de atardecer de verano, cuerpos amarrados.
Que suene nuestra canción, por favor. Culture club. Karma Chameleon.
Otro día seguimos.

El primer beso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)