domingo, 25 de marzo de 2012

LOS CUATRI CANTI. URBANISMO BARROCO EN PALERMO


Sobre la gran calle que unía el puerto y el Palacio Real (actualmente Vía Victorio Emmanuel, el virrey español Marqués de Villena creó otro eje perpendicular (Vía Maqueda) en 1608-1620. En el cruce de ambos se crea esta pequeña maravilla barroca que marca el gran eje Puerto-Palacio.
Su autor fue G Lasso, arquitecto florentino que supo interpretar de forma temprana todas las formas barrocas (muy romanas en el fondo). Espacialmente, el primer problema era crear un plaza de lo que sera un simple cruce de calles. El efecto (que no la realidad; recordad que hablamos de Barroco) se consigue con cuatro fachadas idénticas en forma cóncava y gran altura (4 pisos), creando un verdadero telón del tráfico urbano.

Una pura escenografía urbana (la ciudad como teatro) que tantos puntos de contacto tiene con otra romana en la que probablemente se inspirara: Piazza de las Quattro Fontane en Roma y Borromini.
.


En la construcción los elementos se utilizaron de forma retórica y plástica, con grandes órdenes columnarios exentos que, junto a unas pronunciadas líneas de impostas y las costantes rupturas de plano, juegan con las sombras en una ciudad tan sumamente luminosa. (Un pleno ejemplo de la fachada articulada barroca)

Entre ellas (y apoyado por una suave bicromía) aparece todo el discurso simbólico, subrayado por los elementos clásicos como una forma de justificación histórica y monumentalismo..


En la parte de baja nos aparecerá el agua, elemento barroco por excelencia por su idea de fluir, de movimiento perpétuo (y a la vez de vida, generada a través de las obras reales).
Sobre estas pilas los cuatro Reyes españoles (de Carlos V a Felipe IV) protegidos (y vinculados así a la ciudad y su particular visión religiosa), las cuatro santas protectoras: Oliva, Ágata, Ninfa y Cristina.



Coronando todo, los grandes escudos reales e imperiales.
.El eje se reafirmará con la terminación (barroca) de la Porta Felice y la inclusión de la Porta Nuova (manierista y realizada en para la entrada triunfal de Carlos V) creando así todo un ámbito de poder y representación que se iría llenando de iglesias y grandes palacios.
.


Fachada contigua de los teatinos
.

Palacio de Villafranca

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario