domingo, 11 de marzo de 2012

LA FACHADA BARROCA DE LA CATEDRAL DE VALENCIA. CONRADO RUDOLF



Conocida como la Puerta de los Hierros es la más italiana de nuestras grandes portadas barrocas (1703-1713).
Su autor, fue un arquitecto alemán, Konrad Rudolf, que llegó con el séquito de archiduque Carlos en la Guerra de Sucesión española. Precisamente, la derrota de su mecenas por parte de Felipe V hará que el proyecto se paralice, siendo terminada por sus discípulos Stolz y Francisco Vergara, el Viejo.




En su concepción gravitan dos grandes influencias, ambas venidas de lo más granado del barroco romano.
Por una parte, a muchos les recordará la Fachada de San Carlino de Borromini por su uso del muro ondulante (verdaderamente inusitado en lo español), la quiebra de algunos de sus elementos (como el frontón superior) o el uso de las formas ovaladas para la ventana central.




Junto a esta influencia existe otra, en la actualidad más difícil de entender debido a las reformas urbanas del entorno.
En su origen, la visión de la portada se realizaba desde una calle estrecha que terminaba en ella (Calle Zaragoza), actualmente desaparecida (una imagen de este entorno se puede encontrar en wikipedia).
Se trataba así de un artefacto creado para un entorno angosto que, ilusoriamente, ampliaba el espacio, creando un pequeño compás ante ella, tan articulada y vertical.
Su fuente de inspiración podría estar tanto en Sant' Andrea de Bernini como (especialmente) en Santa maría della Pace Cortona


Junto a ambas influencias el arquitecto compone un riguroso estudio arquitectónico que une un entablamento y columnata clásica (aunque ondulada), que se superpone sobre la piel muraria des sillares y relieves adosados, al contrario de la unificación de un Borromini


No hay comentarios:

Publicar un comentario