jueves, 28 de junio de 2012

LA IGLESIA DE SANTIAGO EN CARRIÓN DE LOS CONDES (y 4). La puerta principal


Bajo el gran friso del apostolado y del pantocrator, se abre un portal de exquisita talla.
Lo rodea una amplia cenefa que recrea el arco de flora entrelaza, carnosa y muy trepanada, que se relaciona íntimamente con la mandorla.

Las columnas laterales se encuentran decoradas con motivos en zigzag y coronadas por sendos capiteles que tienen un claro sentido escatológico en donde el alma es recogida tras la muerte y transportada


Por encima se desarrolla una única arquivolta de figuras de gran bulto (de nuevo el recuerdo de Mateo y su pórtico de la Gloria)  tangentes al arco (aún una fórmula románica)
En ellas tenemos una amplia representación de la sociedad medieval en la que vemos aparecer, monjes lectores y arpistas.


Soldados en plena lucha


Contorsionistas y Juglares 


Herreros (derecha)
Acuñadores de monedas y ceramistas


Tal vez alquimistas (derecha)
Sastres
Y otros tantos oficios




No hay comentarios:

Publicar un comentario