viernes, 8 de junio de 2012

PASEANDO POR EL ETNA


Quizás sea el volcán más fascinante de la vieja Europa, palpitante aún, como cada pocos meses nos recuerda sus erupciones.
Su visita es muy amplia y se pueden elegir varios modelos.
Evidentemente Taormina puede ser un buen punto de partida, sobre todo si se dispone de un coche alquilado.
Evidentemente la visita por excelencia son su cráteres mayores. Para ello hay que dirigirse a su teleférico.
En la zona se pueden visitar cráteres ya antiguos y rojos por la oxidación (los llamados cráteres silvestres)
.


 y, una vez ascendido gracias a él, tomar un cuatro por cuatro que nos llevará hasta la misma plataforma de del cráter central, con su eterna fumarola.
En la zona se realiza una visita guiada que, con suerte, puede ser increible, como ésta en la que pudimos ver el lapilli reciente sobre la nieve.
.


Ya de retorno nos podemos acercar a la cercana Zafferana y dar un agradable paseo por su espeluznante lengua de lava de los años 90, rodeada de bosques. Un lugar bastante solitario y de una terrible belleza.



























No hay comentarios:

Publicar un comentario