lunes, 30 de diciembre de 2013

EL TRIUNFO DE SAN RAFAEL. CÓRDOBA


Los triunfos son una tipología típica de la Córdoba barroca. Sobre un pedestal, una alta columna eleva a uno de sus tres arcángeles sobre el cielo azul, creando un hito en la horizontalidad de la ciudad como ya se hizo en Roma con los obeliscos o, en otras ciudades, con las grandes cúpulas.
Éste que nos ocupa acaso sea el más bello y reconocido, erigido en el siglo XVIII como exvoto tras una epidemia de peste.

Realizado por Domingo Esgroijs, pintor de cámara, y Simón Martínez, hunde sus raíces en la escultura de Bernini (en especial de la Fuente de los Cuatro Ríos), de la que extraen su basa de apariencia naturalista desde la que surgen las figuras, creándose un hueco central que la dé volumen y la relacionen con el entorno.

Sobre ella una columna veteada sobre la que encontramos la figura del arcángel.

Producto típico de la Contrarreforma, lleva el arte (y su potente mensaje religioso) a la calle, creando un hito urbano, visual y simbólico, que con la peatonalización de la zona ha puesto en valor

No hay comentarios:

Publicar un comentario