lunes, 3 de diciembre de 2012

EL CORRAL DEL CARBÓN. Un caravasar en Europa


En Granada, cerca de la catedral y la alcaicería, accesible desde un pequeño callejón que parte de la Avenida de Colón, tenemos la única muestra (bien conservada) de caravasar o alhóndiga en territorio Europeo.
La estructura nace en Oriente, en relación con la ruta de la Seda. Un gran patio porticado en donde los comerciantes podían dejar sus camellos y mercancías a buen recaudo mientras se alojaban en los pisos superiores. En la actualidad se conserva su estructura simple de ladrillo con fuente central aunque por restauraciones recientes es posible pensar que estaba enlucido y adornado con pinturas.

El exterior es una recreación del modelo de iwan oriental que creó el mundo abasida (y que con tanta profusión se utilizará en mezquitas, mausoleos de Iraq y las antiguas repúblicas soviéticas, como el caso de Samarcanda)

Sobre esta estructura el modelo se occidentaliza, con un arco túmido (herradura apuntada) y un segundo piso con mirador de ventana dúplice flanquedado por dos paños de sebka de origen almohade (como ya vimos aquí), todo ello protegido por un alero prominente

Resulta especialmente la decoración (cercana a la del Partal, en la Alhambra, en un nazarí primitivo), con espléndida bóveda de mocárabes, inscripción nasjí y dinteles con dovelas en cuña que tanto se reutilizará en el mudéjar hispano 

Su función, junto a la alcaicería, sería la de funduq (caravanasar) y alhóndiga (depósito de grano y otras mercancías)

Para saber más:



No hay comentarios:

Publicar un comentario