viernes, 21 de noviembre de 2014

IWANES Y CÚPULAS BULBOSAS REMATADAS EN CERÁMICA. EL ISLAM ORIENTAL

Madrasa Mir-i-arab (Bujara)

Iwanes y cúpulas bulbosas policromadas en azulejos, estos son dos de los grandes rasgos distintivos del arte islámico en la zona iraní (Ispahan) y sus zonas limítrofes (Samarcanda, Bujara).



 Madrasa Mir-i-arab (Bujara)
.
El iwan es, en esencia, un pabellón cerrado por tres lados y abovedado.

Su origen hay que buscarlo en el arte persa y parto (primero vinculado a la arquitectura doméstica, como lugar de sombra para el tórrido verano, y posteriormente a la sala del trono), extendiéndose gracias al arte sasánida (como el espectacular de Cesifonte).
.

Mezquita Kalon. Bujara

Sobre esta tradición el arte islámico lo recogió como entrada triunfal a sus mezquitas (orientándose hacia la Meca y, por tanto, siendo una expresión del mirab hacia la ciudad). 
Mezquita Kalon. Bujara
.


Este modelo de iwan se extenderá (posiblemente desde los selyúcidas) hacia occidente, como podemos apreciar en este iwan de Alepo.



 Al extremo occidental (Magreb y Al Andalus) su llegada fue mucho más tardía, como podemos ver en un edificio ya del siglo XIV como el Corral del Carbón


El arte gaznaví y más tarde los selyucidas lo utilizarán con profusión, creando el llamado modelo de mezquita de cuatro iwanes, cuyo origen (Marcais) podría ser la mezquita de Ispahan en 1121 y, ya en época timurí, la mezquita de Bibi kanum



En la imagen se pueden observar los cuatro altos muros de los iwanes. Mezquita Kalon. Bujara

El sistema crea así un eje longitudinal, con el iwan de entrada que tiene reflejo en uno interior y el de la sala central del mirab, cortado por otro transversal, con dos iwanes (a veces realzados por cúpulas) en la zona intermedia de los muros laterales.


.
El sistema fue adoptado rápidamente en las madrasas e incluso pasó al urbanismo, como el famoso de la plaza Registan de Samarcanda 

En este sistema el iwan exterior del sentido longitudinal se agiganta y se refuerza por medio de dos grandes contrafuertes circulares (derivados del modelo de alminar), denominándose pishtaq, una simple pantalla que monumentaliza su exterior




Parte trasera del pishtaq de la Mezquita Kalon. Bujara

El segundo rasgo característico será la cúpula de forma bulbosa (la que hace crecer su luz según se asciende por ella, ensanchándose más que el propio tambor que la sustenta) sobre altísimos tambores (posible herencia del arte bizantino donde son comunes desde la Segunda Edad de Oro) que crea una poderosa imagen ascensional. También se denomina de cebolla .


 Madrasa Mir-i-arab (Bujara)

                                    Madrasa Mir-i-arab (Bujara)

Estas cúpulas se recubren de azulejos (que también llegan a cubrir el tambor en algunos ejemplos), siguiendo la tradición cerámica islámica.
Posiblemente en ellas se encuentran (junto a las tradiciones de los nómadas esteparios) las espectaculares cúpulas rusas del XVI (aquí ya vimos las de San Basilio de Moscú)



Necrópolis de Samarcanda

Son especialmente celebradas las de Samarcanda que se inician en el periodo de Tamerlán.























Mausoleo de Tamerlán. Samarcanda


En ellas se crea una doble cúpula (exterior-interior) que se traban por medio de tirantes como ya explicamos con mayor profusión aquí

Mezquita Tilla Kali. Samarcanda.

Mezquita Tilla Kali. Samarcanda.
.

Fotografías BERTHOLD VOLBERG

No hay comentarios:

Publicar un comentario