martes, 2 de octubre de 2012

ROMÁNICO Vs GÓTICO. Del hieratismo a la expresión



En el Románico no existen los sentimientos. Como ya hablábamos en otro post, si no existen las personas tampoco sus sentimientos, y las figuras son símbolos.
Por ello es normal que las figuras no tengan ningún tipo de expresión, característica a la que llamamos hieratismo.
La figura se comporta no como un mortal sino como si ya estuviera en la eternidad, y tendrá la mirada fija y una absoluta falta de gestos.


En el gótico cambia radicalmente el tema. Las nuevas órdenes mendicantes (especialmente los franciscanos) reivindican los sentimientos como una forma de llegar a Dios.
Por ello, y como una forma de acercarse a los fieles de una forma más directa, comenzarán a aflorar los sentimientos en las obras. La dulzura, el dolor, el amor...

A finales de la Edad Media (y acaso influidos por la crisis que trajeron epidemias, guerras y crisis económica, así como por las prácticas de la Devotio Moderna) se llegará al patetismo. La expresión brutal de los sentimientos (especialmente los vinculados con el dolor).
Piedad. Van der Weyden. Siglo XV


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)