domingo, 6 de enero de 2019

ÁNIMA MUNDI. LUIS, Moonlight Shadow. Mike Oldfield


¡Cómo he amado siempre esta canción!; era cómo tener un resumen del tubular Bells en tu bolsillo para utilizarlo en las ocasiones más imprevistas.

Tres minutos de gloria y uno de éxtasis para el amor o la tristeza en la que hablaban la nota sombría de su letra, una guitarra llena de magia y una voz entre cálida y desesperada.

Nada más empezar las primeras notas el mundo se volvía distinto en función de lo que tú sintieras y podías llorar a lágrima viva o amar desesperadamente porque ella seguía (contra todo pronóstico) a tu lado.

Era la canción embrujada que todo lo transfiguraba y llenaba de llamas la madrugada más fría de estrellas lejanas, que te esponjaba el corazón con su rif impecable que poco a poco iba subiendo hasta romperse el mundo el pedazos con aquella lucha entre la guitarra y la voz femenina que se amaban, se alejaban, volvían, incapaces de separarse pese a lo diferentes que podían ser.

Esa era la magia: ansiedades contra ternuras, ojos negros contra su melena rubia, miedos frente a la caricia de sus manos. Ni siquiera un poema lo podría haber contado mejor.








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)