sábado, 29 de diciembre de 2018

ÁNIMA MUNDI. LUIS. Daryl Hall & John Oates. Maneater

Aquella canción lo tenía todo para triunfar en mis 13 años, aunque muchas cosas no las supiera entonces.
Tenía un fondo soul que llenaba de calor las entrañas, tan despacio como cierto, con aquella batería reverberada que latía en el pecho como un animal lentamente enjaulado.
Unos sintetizadores cortados, un bajo oculto pero sin tregua.
Unas voces superpuestas con coros en el fondo del abismo.
Un saxofón encantado que te daba vueltas, enredándose como una serpiente cálida, girando hecha pura carne oscura.

Y todo esto llegó en el momento oportuno, cuando yo (infeliz e ingenuo) andaba fascinado por aquella morena de varios cursos superiores, de su pelo negro y ojos oscuros como pozos, que siempre veía en el recreo.
Esa música era ella, su encantamiento y mil peligros que yo nunca llegaría a probar.
La muerte de sus caderas (imaginaba),
el oscuro rincón de su escote.
Cuando cada tarde la escuchaba en la radio el mundo se me transformaba y entraba en las habitaciones oscuras que, sin saber muy bien porqué, olían a incienso.

Con los ojos negros pintados siempre en oscuro y aquellos pantalones ajustados fue durante meses la marejadaq alteró mis ánimos, cuando apenas si había conseguido salir de las luces cristalinas de la niñez; el primero de los tantos otros túneles oscuros que me intentarían absorber en el resto de mi vida.
Ni siquiera su nombre supe, pero eso dio lo mismo.
Yo moría de algo diferente al amor cuando su risa espesa viajaba por los pasillos del instituto, marcados a fuego por el andar felino de sus pantalones de cuero.
El ala negra se su larga melena.
Y una voz ronca como saxofones de fuego.

Luego, mas tarde,, conseguí la letra escrita, y comprendí que ella sólo podría ser (y para siempre) esa canción:

La mujer es salvaje, una gata domesticada por el ronroneo de un jaguar

Si estas en esto por amor, no llegaras lejos

Cuidado chico ella te va a tragar;

es la come hombres



                                       Luis. Soldado Desconocido


.
                       AQUELLAS PRADERAS AZULES. ÍNDICES

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)