martes, 3 de diciembre de 2019

ARTEMISA GESTILESCHI. Judith y su criada


Gracias al apoyo Miguelangelo Bounarotti (bissobrino del gran escultor), Artemisa conseguirá sus primeros encargos oficiales en la corte medicea de Florencia.
Sin embargo, y frente a otros modelos más explícitos que representan la propia degollación, Artemisa ha girado el foco y habla del tema de una forma más elusiva: Judhit ya ha ejecutado a Holofernes cuya cabeza está en la cesta e intenta huir junto a su sirvienta.
El cambio de registro le permite relajar la tensión de la escena (aunque ella siga apareciendo, como un fantasma) para pasar de la fuerza física a lo psicológico (las miradas de ambas mujeres, temerosas de ser descubiertas pero sin perder tampoco su seguridad (en realidad, a mi juicio, es uno de los emponderamientos de la mujer más maravillosos de la historia del arte)).
Su juego de movimientos se inspira directamente en dos figuras de la Vocación de San Mateo de Caravaggio (igual que el uso de la la luz en los fondos o su composición recortada y descentrada, con una maravillosa diagonal que arranca en la cesta y nos llevaría - imaginariamente - a la escena que las dos mujeres contemplan)
A todo ello añade una exquisitez (en los vestidos y joyas, en los movimientos) típicamente florentina que conecta con los modos de la alta maniera que busca la elegancia incluso en situaciones trágicas

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)