martes, 7 de agosto de 2012

LA IGLESIA DE SAN ANDRÉS EN TOLEDO. MUDÉJAR Y GÓTICO TARDÍO POR EL MISMO PRECIO

Aunque no es fácil entrar en su interior, esta iglesia es verdaderamente soberbia y muy poco conocida
Edificada en el XII sobre restos anteriores (tal vez una antigua mezquita que ya utilizara restos reutilizados de  lo visigodo), sus naves, portada y base de la torre son un ejemplo magnífico del mudéjar toledano, mientras que el presbiterio nos asombra por su gótico final.
Pero vayamos por partes, que la iglesia lo merece

Su portada ya de por sí es magnífica con su arco de herradura y un remate superior de arquillos polilobulados sobre pequeñas columnillas esmaltadas de sabor almohade.


Ya en su interior nos encontramos tres naves, con la central sustentada por columnas y tribuna superior, como ya vimos en San Román, en donde podemos encontrar un amplísimo repertorio mudéjar en arcos y decoraciones.





Capitel visigodo reutilizado

Son especialmente significativas el arcosolio de decoración mudéjar del XIV que tiene embutido un cipo funerario islámico.



También espectaculares son las dos capillas previas al presbiterio de mocárabes (¿XIV?)


La cabecera, al contrario es de un gótico final emparentado con el de San Juan de los Reyes (fue realizado también por el taller de Egás)


Para saber más


No hay comentarios:

Publicar un comentario