jueves, 26 de diciembre de 2013

ARCO DE LA VICTORIA DE MONCLOA. MADRID


Situado en la Moncloa, intenta conmemorar, como otros edificios del entorno (Ministerio del Aire de Soto, Monumento a los Caídos), la cruenta batalla de la Ciudad universitaria que se desarrolló en torno al Manzanares y la Casa de Campo dentro de otra ofensiva más general, la batalla de Madrid.

En esta obra, de los primeros años del franquismo (1943-55), representa a la perfección los modelos ideológicos de la época de la autarquía: los regímenes nazi y fascista y su fascinación por los símbolos de la antigua Roma imperial.
Si como ya vimos en el Edificio de Sindicatos, existían otras familias (como la falangista, más emparentada en lo artístico con Terrani y el futurismo), en ésta obra es el pensamiento de Serraño Súñer y sus filias nazis las que predominan.

Como es evidente, se trata de un arco de triunfo a la romana (incluso se utilizó de esta manera en distintos desfiles triunfales) de un sólo arco (como el de Tito), aunque mucho más estilizado y revisado desde presupuestos herrerianos que le confieren un limpieza de líneas verdaderamente notable a las que se añade, en la parte superior, un clasicista friso lleno de representaciones de victorias aladas.

Como corresponden a estos arcos (aunque el tiempo los ha eliminado) sobre él se colocó una escultura de un soldado con cuadriga, obra de Arregui, muy tardía, dada la falta de bronce en este periodo.

Su autor fue Modesto López Otero


No hay comentarios:

Publicar un comentario