miércoles, 11 de septiembre de 2019

AQUELLAS PRADERAS AZULES. ¿Qué Pretenders? Conversación(es)

DALE AL PLAY, PORQUE EL MUNDO ES TAN DIVERSO PERO EN EL FONDO IGUAL




-¿Se puede saber qué Pretenders?
- Hacerte un truco.
- Sí, el del almendruco.
- Que no, que es un truco de magia.
- Sí, sí, ya sé dónde acaban todos tus trucos.
(Risa)
-Este tiene mucha enjundia.
-¿Es un truco intelectual? Te recuerdo que soy rubia.
(Y ya no hay risas)
- Era una broma, Luis.
- Sabes que no me hacen demasiada gracia esas bromas.
- Perdona entonces.
- Es que siempre estás con lo mismo, Sabrina.

- No entiendo verdaderamente el problema. Tu eres más inteligente, y yo un poco más alta,... aunque tu nunca lo quieras reconocer. 





-¿Se puede saber qué Pretenders?
- Hacerte un truco.
- Sí, el del almendruco.
- Que no, que es un truco de magia.
- Sí, sí, ya sé dónde acaban todos tus trucos.
(Risa)
-Este tiene mucha enjundia.

-¿Es un truco intelectual? Pues no va a poder ser, pues estoy de día libre y la neurona de guardia está de vacaciones. 
-¿Y no se la puede llamar de urgencias?
-Imposible. Cuesta un pastón.
-Toma 25 pesetas como contribución.
-Uy, que va, por menos de cien ni aparece.
-Vaya neuronas tan pijas que usas.
-De lo bueno lo mejor.
-¡Y otro perrito piloto, secretario!



-¿Se puede saber qué Pretenders?
- Hacerte un truco.
- Sí, el del almendruco.
- Que no, que es un truco de magia.
- Sí, sí, ya sé dónde acaban todos tus trucos.
(Risa)
-Este tiene mucha enjundia.
-¿Es un truco intelectual?
-Ya estamos con eso. Parece que te dé alergia pensar.
-¿Y si nos dedicamos simplemente a vivir sin necesidad de darle tantas vueltas a las cosas?
-Las cosas son mucho más complejas de lo que piensas, Sabrina.
-No lo creas. Lo más simple es muchas veces lo correcto.
-O quizás sólo lo más fácil.
-No, no es un problema de comodidad sino de pura supervivencia


-¿Se puede saber qué Pretenders?
- Hacerte un truco.
- Sí, el del almendruco.
- Que no, que es un truco de magia.
- Sí, sí, ya sé dónde acaban todos tus trucos.
(Risa)
-Este tiene mucha enjundia.
-¿Es un truco intelectual?
-Puede.
-Vaya misterio.
-¿Quieres o no?

-Sí, claro, cómo no voy a querer. Desde hace dos meses vivo rodeada de magia
-Gracias.
-Sería yo quién debería dártelas. El mundo era tan aburrido hasta que tú llegaste. 





-¿Se puede saber qué Pretenders?
- Hacerte un truco.
- Sí, el del almendruco.
- Que no, que es un truco de magia.
- Sí, sí, ya sé dónde acaban todos tus trucos.
(Risa)
-Este tiene mucha enjundia.
-¿Es un truco intelectual?
-Sí, de mucho pensar.
-No sé si estaré a la altura.
-¿Uno sesenta?

-Uno setenta. Siempre me quitas cinco centímetros para que no sea más alta que tú. 
-Vaya, me has pillado.
-Sabe más el diablo por viejo que por diablo.
-¿Ves? En eso tienes toda la razón. Tu eres mucho más vieja que yo.
-Que exagerado. No llega a dos meses.
-Efectiviwonder. Cinco centímetros. 



-¿Se puede saber qué Pretenders?
- Hacerte un truco.
- Sí, el del almendruco
- Que no, que es un truco de magia.
- Sí, sí, ya sé dónde acaban todos tus trucos.
(Risa)
-Este tiene mucha enjundia.

-¿Es un truco intelectual? Pues vaya aburrimiento. Prefiero reírme a pensar. Eso ya lo hago en clase. 

-Pero se pueden hacer las dos cosas a la vez. 

-Debería ser así, pero cuando te pones intenso con esas metafísicas. Te lo confieso. Me aburro. 

-... 

- Además. Me gustas mucho más cuando bromeas y no le das tantas vueltas a las cosas. 
-...
- ¿Sabes? Con una sola sonrisa me deshaces entera.


Pues yo me ocupaba de las cosas importantes y ella de lo que tenía realmente importancia.


Conversación 2
Conversación 4 (al piano)








No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)