martes, 18 de febrero de 2020

REMBRANDT. LA EVOLUCIÓN DE LA PINCELADA

Rembrandt fue un maestro de la luz, pero también de la pincelada que pasará del un detalle preciso de sus primeros años a unas formas más sueltas de la madurez, que terminarán por ser pastosas en sus últimos años


De sus veinte años, un pequeño cuadro como el Lamento de Jeremías tiene un lujo de detalles espectacular, marcando los brillos del oro y la plata con pequeños puntos de luz (a la manera que ya tenía Tintoretto) plateados y dorados que llegan al verdadero virtuosismo


Poco a poco esta técnica cederá hacia una pincelada más fluida que recuerda a Tiziano o, en el caso español, a Velázquez. El pincel toma una pintura diluida, con mucho aceite, que pasa suavemente por el lienzo

Pero su técnica seguirá evolucionando, y curiosamente, cuanto más entra en su crisis personal y profesional, más gestual se vuelve
Los fondos aparecen llenos de grandes brochazos y cada pincelada se carga cada vez más de pintura, se espesa a través de polvo de albayalde, se utiliza la espátula, se raspa una vez semiseca.

Se crea así una superficie rugosa, casi de relieve, que un siglo después recreará Goya en sus pinturas negras o Van Gogh en su obra madura.









Detalle de la novia judía

Para conocer más a fondo todos los aspectos técnicos, os invito a entrar en este magnífico artículo de Ana.


                 TODOS NUESTROS POST SOBRE REMBRANDT

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)