miércoles, 20 de febrero de 2019

Análisis y comentario de CARLOS V EN LA BATALLA DE MUHLBERG. TIZIANO



Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Archivo:Tizian_082.jpg


Se trata de un retrato del monarca español Carlos I de España y V de Alemania realizado por el pintor veneciano Tiziano (uno de los pintores favoritos de la Corte española en la época); en concreto se trata de un retrato de aparato, expresión que designa a los retratos reales que se hacían a reyes para poner de manifiesto su poder ante el pueblo, sus aliados o sus enemigos. 
Representado cabalgando en su caballo en la Batalla de Mühlberg (1547, contra los príncipes protestantes alemanes de la Liga de Smakalda). El retrato tiene una clara intención propagandística, además de estética, mostrando a Carlos V con aires de grandeza, fácilmente perceptibles en un rostro de expresividad hierática y solemne, que consigue una representación del poder bastante clara, combinado con la elegancia digna de un emperador, observable en su armadura (quizás demasiado decorada y elegante para una batalla en la época) y la pose del caballo, mostrando así una imagen victoriosa del mismo.
El cuadro está realizado en lienzo, utilizando la técnica al óleo con pincelada suelta, técnica en la que se van realizando las figuras por medio de pequeñas toques de pintura, predominando así el color sobre la línea, pues no se realiza ningún tipo de dibujo previo (alla prima)
Se utiliza la perspectiva aérea heredera de la técnica del sfumato de Leonardo Da Vinci, que consiste en producir una sensación de profundidad al imitar el efecto de espacio que hace que los objetos lejanos se vean más pálidos, azulados, borrosos y difuminados, consiguiendo una mayor sensación de profundidad y realismo.
Ambas técnicas mencionadas son muy características de la escuela veneciana del s.XVI, que recoge técnicas tanto de finales del Quattrocento (1ª mitad del s.XVI) como del Cinquecento y el Manierismo, destacando sobre todo por su uso del lienzo de tela como soporte combinado con el uso del óleo, perspectiva aérea, pinceladas sueltas y un predominio del color sobre la línea que dotaban a sus obras de una visión mucho más realista de las escenas, además de una perfecta integración de la figura con el ambiente y la sugerencia de las calidades (texturas) de los distintos elementos

El cuadro presenta un equilibrio claro, configurando al emperador y su caballo en un triángulo, pero no está en la parte central del cuadro, si no que se encuentra un poco desplazado al lado izquierdo de la composición, dando importancia al fondo oscuro del bosque de la izquierda y el cielo nublado que enmarca a la figura del monarca. En su corcel se aprecia un gesto dinámico de movimiento en las patas delanteras y en la inclinación de la cabeza (que junto a la lanza genera un sentimiento de avance). Encontramos además que en el cuadro se contrapesan los colores fríos (claros en la armadura del emperador, el bosque del lado izquierdo o el cielo grisáceo), con los cálidos del atardecer o la gualtrapa del caballo, rasgo que enfatiza la composición solemne y serena que busca Tiziano para representar a Carlos V
La luz proviene de la derecha en el cuadro, y destaca sobre todo en los reflejos de la armadura del emperador y de la decoración de la cabeza del caballo, teniendo éstos un especial énfasis en toda la obra
Por todo esto podríamos clasificar a esta obra en el Renacimiento tardío, por el uso de una composición principal triangular, el uso del óleo con pincelada suelta, una representación ecuestre con motivos clásicos (característicoconciliato Renacentista), étc…
El cuadro es una valiosa fuente histórica de la época, y del mismo se puede interpretar la época del s.XVI, una época en la que se estaban forjando grandes imperios y rivalidades políticas y religiosas entre los mismos (en esta época surgen las Guerras de Religión entre católicos, protestantes y musulmanes). 
El imperio que heredó Carlos V era el más poderoso de la época, reuniendo naciones, culturas y lenguas de distintos continentes, y por ello, también era muy difícil de gobernar. Es por ello que en este cuadro se representa a Carlos V prácticamente como el hombre más poderoso de entonces
Esta obra recibe influencias anteriores de las figuras ecuestres en bronce que se realizaban a principios del Quattrocento, de la mano de autores como Donatello (con figuras como el Condotiero Gattamelata) o Verrochio (con obras como el Condotiero Colleoni), figuras que representaban el poder mediante una simbología clásica como eran las figuras ecuestres  (como la de Marco Aurelio; que buscaban enfatizar simbólicamente la función de liderazgo activo e influencia en la Antigua Roma, siendo representados como equites, clase militar y política muy influyente) logrando el famoso conciliato tan caracterítico del Renacimiento.

Tendrá además una gran influencia en el posterior arte Barroco (Velázquez, Rubens), en el que se empleará bastante el concepto de figuras monarcas ecuestres, que en este caso,  logra este conciliato magnífico entre el poder imperial de Carlos V y el poder clásico de figuras como Marco Aurelio o Julio César, y en este caso no es para menos, pues Carlos V era conocido en la época como ¨Caesar Carolus¨ (el César Carlos), en un afán de relacionarlo con los antiguos emperadores, rasgo que el propio Carlos V pidió a Tiziano que fuese representado en esta obra, de ahí la expresión estoica del emperador en el cuadro que coincide bastante con el carácter de emperadores como Marco Aurelio (emperador estoico).

Abel Jiménez (2º Bach. IES LOS OLIVOS en Mejorada del Campo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)