domingo, 24 de febrero de 2019

IGLESIA DE SAN LORENZO. GUARINO GUARINI. TURÍN



Se trata de una antigua edificación que había sido durante años el lugar de exposición de la Sábana Santa que empezó a reedificarse en el siglo XVII y Guarino le dará su forma definitiva.

Para ello utiliza la planta centralizada (de gran tradición en la ciudad) de un octógono sobre una base cuadrada. Esto se realiza por medio de grandes pares de columnas que sobresalen en las esquinas, creando capillas laterales en los ángulos.


Sobre estas columnas se estructura el piso superior a las capillas, creado por paredes convexas que avanzan hacia el espectador (y jugando con el negativo de las capillas, profundamente cóncavas).

Entre ambos espacios corre un arquitrabe  profundamente facturados, tanto por los arcos mayores como por los propios cambios de dirección (que en realidad pertenecen a otro arquitrabe con leyes propias que tan sólo el color blanco nos obliga a aceptarlo como un unicum)

Un segundo arquitrabe separa el cuerpo principal de la cúpula, de nuevo rasgado de forma (irracional) por ventanas elípticas de raigambre borrominesca.

Sobre él se abre una cúpula que recurre a un motivo puramente islámico: la bóveda califal, muy posiblemente conocida por el arquitecto en sus viajes a Lisboa.

Entre sus nervios entrecruzados, Guarini vuelve a su características ventanas casi incrustadas entre los plementos triangulares, consiguiendo su característica luz difusa.


























Al exterior, esta cúpula rompe con todos los esquemas anteriores, creándose a través de tres tambores consecutivos (el primero de ellos es verdaderamente el cuerpo alto de la iglesia, el segundo incluye la cúpula y sus nervios, muy planos en su desarrollo y el tercero el primer desarrollo de la linterna) y una forma cupulada que la encubre.

De esta manera, el espectador se siente por completo confuso ante la estructura de la cúpula que tendrá que contemplar en el interior para darse cuenta de su estructura. (Una idea iniciada por Borromini en San Ivo)
En ella (una vez más) nos aparecen los muros combados herencia de Borromini que nos hablan de su espacio en constante mutación


DE TURISMO POR TURÍN

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar en este blog. Tus sugerencias serán siempre bienvenidas.
No olvides que si publicas un comentario estás aceptando algunas normas.
Por favor, sé respetuoso en tus palabras. Por supuesto puedes estar en desacuerdo con lo dicho en este blog, y también criticarlo, pero guardando las normas básicas de educación.
No se admite spam y contenidos publicitarios (serán eliminados)
Por el hecho de comentar aceptas nuestra política de privacidad (ver en apartado política de privacidad y aviso legal) y dando consentimiento explícito a que figuren aquí los datos con los que firmes o te registres (recuerda que puedes hacerlo con tu perfil blogger, nombre y URL o en modo anónimo; no es necesario email)
Si no quieres dar consentimiento, no comentes. Si tienes dudas, visita la política de privacidad.

Responsable de los datos: Vicente Camarasa (contacto correo en la parte superior derecha del blog)
Finalidad: moderar los comentarios.
Legitimación: consentimiento del usuario
Destinatarios: el sistema de comentarios de Blogger.
Derechos del usuario: acceder, rectificar, limitar y suprimir datos (si los hubiera)