jueves, 22 de diciembre de 2011

MADRID. UNA RELAJANTE EXCURSIÓN POR LOS HUMEDALES DEL SURESTE




Parece realmente milagroso que en medio de un paisaje estepario, con aviones sobrevolando y polígonos industriales, se encuentre este pequeño milagro del parque natural del sureste del que os quiero hablar. 


Un lugar de sosiego y perfecto tanto para el paseante ocasional como para el amante de las aves (dependiendo la fechas del año se pueden observar cormoranes, somormujos, garcillas o aviones, junto a otras aves residentes como cigüeñas, patos comunes y reales, fochas, pollas de agua, gaviotas...)


Salimos de Madrid por la radial de Valencia para acercarnos (no llega ni a 10 minutos de reloj que todos los días compruebo) hasta la salida de Velilla de San Antonio- Mejorada del Campo.



BUSCA LA RUTA MARCADA POR SOLES


Ver Este de Madrid. Loeches, Torres, Santorcaz en un mapa más grande



Tomaremos entonces la dirección hacia Alcalá de Henares y, junto a la lavandería de la Seguridad social, encontraremos un desvío de tierra.
Entraremos entonces en las Islillas, de la que podéis saber mucho más en este vídeo que se encuentra alojado en Geobiombo.



Volviendo por el mismo camino buscaremos las indicaciones de Velilla de San Antonio y seguiremos de frente siguiendo las indicaciones de Polígono industrial.


Nos meteremos en él para terminar por llegar a la laguna de El Raso, la principal laguna de un conjunto mucho más amplio al que le podemos dedicar desde la media hora que nos lleva circunvalarla a toda una mañana si tomamos el borde del río Jarama y vamos recorriéndolo entre aguas quietas, bosques galerías, impresionantes cortados de yeso o la zona agropecuaria (de lejanos orígenes andalusíes) del Soto del Piul



En realidad se trata de un paisaje de larga historia creado por el Jarama, posteriormente cubierto por una inmensa laguna que se evaporó para crear grandes espesores de yeso, vuelto a ser erosionado por el Jarama y finalmente recreado por el hombre por las extracciones de áridos, posteriormenete abandonadas.
Toda su historia geológica ya la explicamos aquí.

Si queremos más, volvamos a coger el coche y tomemos dirección a la Poveda. Gran parte del camino nos acompañará el Jarama y, si tenemos ganas, podremos ver algunas lagunas más, así como las instalaciones (unas abandonadas, otras en pleno rendimiento) de extracción de áridos que fueron generando estas lagunas.



Una vez en la Poveda pondremos rumbo hacia la Autopista de Valencia y, dirección a Rivas-VaciaMadrid, nos desviaremos en la primera de sus salidas para llegar a otra laguna, la del Campillo.
De nuevo el Jarama estará junto a nosotros y a la laguna gigantesca con los cortados de Rivas reflejándose en sus aguas quietas.


En ella podemos visitar el centro de recepción de visitantes en donde nos podemos hacer una idea de su geología, vegetación o avifaunia, pudiendo ver incluso recreaciones de la prehistoria e historia de la zona. (Se puede saber mucho más de ella en este artículo)






 Volviendo sobre nuestros pasos, cruzaremos la autopista para tomar el camino que indica Viveros Ángel. Casi al entrar encontraremos un aparcamiento de tierra en donde dejaremos el coche.
Nos encontramos en la Marañosa, un lugar en donde se unen Manzanares y Jarama. De él ya realizamos un post más amplio a que os remitimos

Una última parada (aunque existirían muchos otros puntos de interés) sería la Laguna de las Madres, con varios restaurantes para comer y un entorno ajardinado en donde descansar de tanta paz y silencio




Laguna de las Madres





























Una magnífica guía para conocer y disfrutar estos paisajes

OTRAS RUTAS POR LA COMUNIDAD DE MADRID




No hay comentarios:

Publicar un comentario